Que no te asusten ni la letra ni el sendero de palabras pues, amigo, para la sed de saber, largo trago.
Retorna tanto como quieras que aquí me tendrás manando recuerdos.


miércoles, 26 de septiembre de 2012

Oratorio de San Felipe Neri (Medina de Pomar)

Hoy me centraré en un edifico que posee Medina de Pomar y que pasa desapercibido para todos: El Oratorio de San Felipe Neri. Dicho así no es nada por lo cual explicaremos, a grandes rasgos, quien era San Felipe y su obra:

Este Santo nació en Florencia el 22 de julio de 1515 y murió en roma el 26 de mayo de 1595 y fue el fundador de la Congregación del Oratorio. Buscó reevangelizar la ciudad de Roma (podrida por la corrupción del clero) dándosele el sobrenombre de el Apóstol de Roma.

Felipe, aún laico, comenzó dirigiéndose a las gentes en mercados y plazas, e inició visitas a hospitales, induciendo a otros a acompañarlo. Hacia 1544 estableció amistad con San Ignacio de Loyola, a quien quiso seguir como misionero en Asia, aunque finalmente desistió porque deseaba continuar con la labor iniciada en Roma.
Aunque Felipe rezaba principalmente en la Iglesia de San Eustaquio fue en las catacumbas de San Sebastiano donde tuvo lugar, en 1544, el que se conoce en la tradición cristiana como milagro de su corazón (su corazón creció de tal manera que algunas costillas se quebraron).

En 1551 es ordenado sacerdote y fundó la congregación del oratorio. Esta congregación tiene una serie de peculiaridades destacando la libertad: sacerdotes y seglares oratorianos no están atados por ningún voto o promesa que implique compromiso. Cada oratorio es imitación del modelo fundado por San Felipe Neri, y del todo autónomo de los demás.

En la actualidad existen 77 Comunidades, que constituyen la Confederación de Congregaciones de Oratorianos, y aunque son autónomas comparten lazos espirituales y las Constituciones "Christifidelium quorumlibet" aprobadas por el Papa Pablo V el 24 de febrero de 1612.

Están presentes en 17 Naciones: 53 Congregaciones en Europa, 23 en toda América y una en África con un total de 470 miembros, a los cuales hay que sumar 80 principiantes y un número de aspirantes cercanos a los 100. La Congregación está organizada por áreas lingüísticas: existen 19 Congregaciones de lengua italiana, 25 de lengua española, 11 de lengua inglesa, 11 de lengua alemana, 7 de lengua Polaca, 1 de lengua holandesa, 1 de lengua francesa, 1 de lengua portuguesa y 1 de lengua africana.

Desgraciadamente no figura ya entre ellas el Oratorio de Medina de Pomar que fue destruido por un incendio en el invierno de 1890, según don Julián García Sainz de Baranda, o el 29 de Enero de 1894 si nos fiamos de la reseña del diario “El siglo futuro” del 30 de enero de 1894 en su página tres.

De todas formas contaremos que estaba en el centro de la ciudad y al final de la calle del Condestable y por el otro lado al final de la calle de la roca Mayor. El nombre de esta última calle viene por la iglesia de Nuestra Señora de Rocamayor (Que consta en documentos Municipales desde el siglo XIV) sobre la cual nuestra congregación se constituyó el 6 de Octubre de 1696. Fue fundado por el Arzobispo de Burgos Don Juán de Isla que estaba facultado para ello por la bula del Papa Inocencio XII del 12 de agosto de 1694.

La nuestra fue de las fundaciones de ese primer siglo, siendo en 1645, en Valencia, la primera Congregación del Oratorio. A partir de ese momento se vio en varias ciudades de España una verdadera eflorescencia de Casas oratorianas, con todo el movimiento de reforma que ellas llevaban consigo: Villena, en 1650, y enseguida, Madrid, Soria, Granada, Cádiz, Barcelona, Zaragoza, Palma de Mallorca, Villa de Ezcaray, Carcabuey, Medina de Pomar, Alcalá de Henares, Sevilla, Córdoba.

La iglesia que tenía Medina de Pomar, según testigos de la época, era pequeña, paredes revocadas, sin lápidas ni arcos sepulcrales y con altares sencillos. La casa de la congregación es de piedra sillar, como puede ver cualquier paseante actual, pero más difícil de observar es la renombrada portada de estilo clásico con una hornacina que contiene la efigie de San Felipe Neri. Si alguien tiene interés en observar parte de la misma la encontrará olvidada tras la casa situada frente a la casa del arco de la puerta de la cadena. Estirándose uno puede ver un poco de la portada tras las chimeneas y aparatos del aire acondicionado. El resto del oratorio se disfruta desde la plaza del corral. Era una, o la única, de la arquitectura renacentista en la ciudad.

Como señal de su influencia señalaremos que el prepósito de la congregación tenía el derecho de ser censor del colegio de niñas de Medina.

Apendices 3º y 4º de la obra "Apuntes Históricos sobre la ciudad de Medina de Pomar" de Julián García Sainz de Baranda.

 






El Siglo Futuro del 30 de Enero de 1894


Situación del Oratorio de San Felipe Neri en 2012-2013




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, tenga usted buena educación. Los comentarios irrespetuosos o insultantes serán eliminados.