Que no te asusten ni la letra ni el sendero de palabras pues, amigo, para la sed de saber, largo trago.
Retorna tanto como quieras que aquí me tendrás manando recuerdos.


miércoles, 14 de agosto de 2013

¿Quién es Munnio Núñez de Brañosera?

Estamos en el 824, reina Alfonso II "El Casto" quien firma una carta puebla otorgada al Comes/ conde Munio Núñez, conocido por la historia como “el de Brañosera”, para que poblase la zona norte de la actual Palencia. Lo hace acompañado de su mujer, Argilo (¿Argilona?), y cinco familias más. Este grupo de personas (Cierto, pocas, pero no tanto porque las familias constaban de más miembros que hoy en día y porque se incluían los criados y sus familias) repoblaron un paraje a orillas del río Rubagón, al abrigo de Valdecebollas, cerca del actual Aguilar de Campóo.

En estos años los musulmanes dominaban la mayor parte de la Península Ibérica; los cristianos controlaban la cornisa cantábrica y las montañas pirenaicas y las fuerzas de Carlomagno hacía pocos años que habían avanzado hasta el Llobregat, incorporando al imperio carolingio los condados de Gerona y de Barcelona.

En la cuenca del Duero, según los autores clásicos y hoy en entredicho, se extendía una amplia zona desertizada (Probablemente era zona no reclamada por ninguna de las partes, un área de transición o territorio tapón cuyos pobladores serían pastores nómadas, bandidos y similares. Quizá el mundo postapocalíptico de Mad Max). Faltaban unos 40 años para que el primer conde de Castilla que ha dejado su nombre en la documentación, el conde Rodrigo, repoblara la antigua ciudad de Amaya (año 860) y 60 años para que su hijo, el conde Diego, repoblara la ciudad de Burgos (año 884).

Don Munio Núñez, hemos dicho, era un Conde de Alfonso II y ello indicaba que, primero, era un alto funcionario del reino y, segundo, era un hombre de confianza del rey. Tenía sus tierras pero NO era propietario del territorio. Seguramente era Conde Regio EN Liébana, más que nada por la procedencia de los colonos. Pero no se puede descartar que fuese Conde EN Castilla, condes que, además confirmaron dicho Fuero. ¿Confirman los de Castilla y no los de Cantabria? (Según Carlos Estepa Díez Catedrático de Historia Medieval de la Universidad de León).



Al lugar escogido lo llamaron "Brannia Osera", es decir, el pasto, o prado de alta montaña, del oso. Esta era una tierra recóndita y fuera de las tradicionales rutas comerciales de la época que se encontraba, en cierto modo, escondida entre las montañas, pues el peligro de las razzias árabes todavía existía. Decimos que “en cierto modo” porque es una zona con indicios de ocupación romana. Los arqueólogos de la Universidad de Cantabria localizaron calzadas romanas el año 1999. Indicaban que podría ser la que uniese Suances con Sasamón.

Estas familias fueron los foramontanos, provenientes de la Liébana y de Malacoria y que insuflaron nueva vida a la tierra. Jugando con nuestro símil del Oeste, serían una caravana de pioneros que se adentraron en un territorio inhóspito, sin protección del ejército, temerosos de los indios… ¡¡¡Qué leches!!! Mejor recurro al ejemplo de la conquista de los estados del sur de EEUU por los españoles que desde Nueva España creaban caravanas de familias. Estas con sus enseres, un Gobernador y sacerdotes se internaban en el norte para “integrar” en la Corona de Castilla unas tierras y unas gentes duras y feroces.

Era 15 de Octubre del 824 cuando Munio Núñez firmó el siguiente documento, abriendo las puertas a un torrente poblacional de cántabros, astures y vascones que fueron los que repoblaron la zona. Atención, podemos encontrarnos con que se feche el fuero el día 13 de octubre. El baile de los días es culpa de la datación romana, En octubre los Idus son el día 15 pero hay meses donde es el 13 lo que lleva a que se encuentren las dos fechas.

Cuadro sobre el Fuero de Brañosera de Fco. Javier Hoyos Arribas
La carta puebla:

"Sea en el nombre de Dios. Amén. Yo Munio Núñez y mi esposa Argilo, que buscamos el Cielo y recibiendo la merced entre osos y cacerías solemos fomentar poblados, hemos llevado para poblar, a vosotros Valero, Félix, Zonio, Cristuévalo y Cervello y a todos vuestros descendientes y os regalamos para poblarle, aquel lugar que se llama Braña Osaria, con sus montes, sus ríos, sus fuentes, frutos y valles y os señalamos como límites, los sitios conocidos por los nombres de Cotopedroso, aquella Casa de Campo, aquellos Llanos, y aquella antigua ciudad y aquel pradum porquerum, Cobas Regis, Penna Robra y aquel estrecho sendero por donde caminan los asturianos y otros comarcanos, aquel Petrizo que está enclavado en el Valle Verzoso y aquel coto mediano y os daremos yo el Conde Munio Núñez y mi mujer Argilo, a ti Valerio, Félix, Zonio, Cristóbal y Cervelo los mismos límites a vosotros o aquellos que vinieren a poblar la villa de Braña Osaria, y a todos los que lleguen de otras villas con ganados u otros negocios, con el fin de pacer las hierbas entre los límites dichos, que en esta escritura se leen los hombres vecinos de la Villa de Braña Osaria, les cobren el monttático y de las cosas y ganados que hallaren entre sus indicados límites, hagan (la mitad para el Conde) y la otra mitad para los hombres de la Villa de Braña Osaria y todos los que llegaren a poblar la Villa de Braña Osaria no den anubda ni guardias a los Castillos y solamente paguen el tributo que estuviere a su alcance por infurción (3) al Conde que estuviere en el Reino; y hemos poblado por debajo y junto a los arbustos del campo de huesos de la iglesia de San Miguel Arcángel, y legamos tierras(de labor) junto a la misma iglesia a derecha y a izquierda en sufragio de nuestra alma.

Yo Munio Núñez y mi mujer Argilo; si algún hombre después de nuestra muerte contradijere al concejo de la villa de Braña Osaría por los montes o límites o contenido que en esta escritura se señalan, de sus bienes pagará antes de litigar, tres libras de oro al Conde que estuviere en el Reino y esta escritura tenga firme ratificación.

Fue hecha esta escritura en el señalado día feria tercera de los idus de octubre, corriendo la era LXII y reinando el Príncipe Alfonso Rey y siendo Conde Munio Núñez. (Jueves 13 o 15 de Octubre de 824)

Yo Munio Núñez y mi esposa Argilo hemos firmado en esta escritura, el palafranero, con Armonium, Presbítero, Mónito, Ardegacamna, Vicente y Tello, Ablaza, Valerio como testigos".

Aclaraciones:

(1) Actualmente: Los sitios conocidos por La Pedrosa y por el Villar y los Llanos y por Zorita y por Pamporquero y por Cuébanes y Peña Rubia y por la Hoz por la que discurre el camino de los de Asturias y Cabuérniga y por aquel Petrizo que está enclavado en el Valle Verzoso y por el Collado Mediano.
(2) El Monttático o montático era un tributo que se pagaba por los pastos.
(3) Infurción: Tributo pagado al Conde para cubrir los servicios de defensa del Reino.


El fuero o carta puebla de Brañosera sería confirmado posteriormente por los siguientes condes de Castilla:
  • García Fernández en el 912, recordando que Nuño Núñez y Argilo eran sus abuelos.
  • Fernán González en el 968. Conde en Burgos y en Castilla quien cataloga a Argilo y su marido como “Abuelos míos”. (Poco probable pero no imposible). También podemos pensar que los refiere como Bisabuelos.
  • Sancho García en el 998.
Para numerosos estudiosos e investigadores, este sería el más antiguo de entre todos los fueros de los reinos cristianos ibéricos. Al menos, el más antiguo superviviente. Ciertamente, la situación era especial, con un reino Astur replegado al norte de la cordillera cantábrica. Además, autores como el francés Barrau-Dihigo en el “Anuario de Historia del Derecho Español” y el ensayo titulado “Despoblación y repoblación del valle del Duero (Buenos Aires, 1966), y Sánchez Albornoz y Floriano Cumbreño destapan sus dudas sobre la autenticidad del documento. Pensemos que durante muchos años los documentos tenían un valor, digamos, actualizable cuando no “reconstruible”. Todas las dudas surgen porque es una copia muy deteriorada y con alguna interpolación aunque al no beneficiar al monasterio de Arlanza, donde estaba, y referirse a unos cuantos “donnadie” en un paraje perdido de la mano de Dios en la montaña podemos valorarlo como cierto, o casi.

Tanto Pérez de Urbel como García Guinea dan como posible que el conde Munio Núñez dominara Liébana y Campoo en el reinado de Alfonso II el Casto. Y él sería quien se encarga de reclutar a varias familias de Cabuérniga (no Liébana) como primera avanzadilla hacia la repoblación. Vemos que los sitios de procedencia varían ligeramente.

Si nos fijamos en lo detalles que ofrece el texto vemos que los colonos son agricultores y ganaderos y que se les libera de las tareas de índole militar. Podríamos, por ello, suponer que existirían fortalezas en el entorno. Tal vez en Aguilar de Campoo y Cervera de Pisuerga. Señalemos, también, la presencia del concejo como poder en pie de igualdad al real, representado en su conde.

Afecta, por tanto, a la histórica política del condado de Castilla y al desarrollo de las estructuras jurídicas y la sociedad medieval.

Vale, bien, pero… Brañosera no está en nuestra comarca (ahora), entonces, ¿Por qué hablamos de Munio Núñez y del Fuero de este pueblo? Porque hemos de suponer que en Castilla la Vieja y aledaños el sistema sería el mismo. De hecho, fue confirmado por los posteriores Condes en/de Castilla.

Estimacíón Condado de Castilla
Y sobre lo de que no es parte de Castilla la Vieja podríamos decir que Brañosera con Aguilar de Campoo formaron parte de la diócesis de Burgos hasta el año 1956, en que se acomodaron los límites diocesanos a los de las provincias civiles.

Otrosí, parece ser que Munio Núñez sería pariente de Fernán González. En su libro “Historia del Condado de Castilla” Gonzalo Martínez Díez presenta una relación genealógica desde “el de Brañosera”:

Munio Núñez y Argilo (¿795-860?)
Fernando Muñoz (¿825-890?)
Gonzalo Fernández (¿855-920?) Urbel lo denomina Gonzalo Núñez. Y es que este personaje es una elucubración.
Fernán González 905-970
García Fernández 943-995
Sancho García 975-1017

Pero todo son suposiciones más o menos firmes. Diversos autores han creado sus propias genealogías y biografías para Munio Núñez de Brañosera. Algunas de ellas fundamentadas otras inventadas. A continuación presento algunas otras:

a) Cuadro de la página de Internet Homar.org especializada en genealogías (aunque no informa de las fuentes) donde le hace padre de dos hijas:


b) Biografía de “Retratos de Españoles ilustres” (1791):

Lo presenta como Munio Núñez Rasura, Señor y Conde de Amaya, nacido en esa ciudadela en 789 o 790. Se le hace nieto de un imposible soberano de Castilla (el Conde D, Rodrigo, no Rodrigo Belchides). Crea una biografía presentando tutores (Mauro, Monje de S. Martín de Tama). Resalta sus dotes militares e influencia social. Con menos de 35 años da el fuero de Brañosera. Tras la muerte de Alfonso II acoplan la leyenda de los Jueces que ya explicamos en otra entrada. Indica que murió el año 862 y que fue el progenitor de los tres últimos Condes Soberanos de Castilla. (De aquí coge su información la página de Brañosera).

c) Árbol genealógico de la página de la Internet Rodovid:

Nos informa de sus padres, abuelos, hijos y nietos. Describe clanes confundiendo familia y “raza”. Informa de nombres y apellidos pero no nos dice de donde han sacado los datos. Una curiosidad como otra cualquiera.

Abuelos Paternos:
  • Paternos: Munio Belchides (Nac: 750 D.C.) casado con Sula
  • Materno: Tendio Adiantado
Padres: Nuño Muñoz Rasura (Nac: 780 D.C.) casado con Tenda Uraquez (Muñoz) (Nac: 790?)

Munio Núñez de Brañosera (Nac: 810-862) casado Argilo Díaz de Brañosera.

Hijos:
  • Gotinha Muñoz (Gonzálvez) (Nac: 850 D.C.) casada con Fernando González de Castrosiera. Fueron padres de Nuño Fernández de Amaia (Conde de Castilla) casado con Muniadona Núñez. Esta dama, tras enviudar, se casará con el hermano de su marido: Gonzalo Fernández de Lara.
  • Diego Muñoz Castrogeriz, padre de Laín Díaz, el Calvo, que se casó con Flámula.
  • NN Rodríguez de Castilla casada con Nuño Munoz de Castilla. Fueron padres de Nuño Muñoz de Castrogeriz (Nac: 844 D.C.) casado con Sulla Asura Dieguez de Castilla, y de Muniadona Núñez que casó con Nuño Fernández de Amaia.
Vemos aquí que Nuño Núñez se le presenta como antecesor de los Condes de Castilla y de la Casa de Lara.

d) Si uno navega por la red se puede encontrar muchas variaciones sobre lo aquí expuesto, desde presentar al de Brañosera como padre del Munio Núñez de Castrogeriz hasta convertirlo en consuegro de Diego Porcelos por el casamiento de la hija de este, Gothina, con el Conde Fernán Núñez el Negro (que en otras genealogías aparece como nieto).

En fin, hay más pero estos ejemplos pueden ser suficientes para explicar el problema ante el que nos enfrentamos con este personaje. Y es un problema extensivo a muchos aspectos de la antigüedad que lleva, continuamente, a corregir el pasado como si fuese la novela “1984”.

Bibliografía:

“La gran aventura del reino de Asturias” de José Javier Esparza.
“Historias de Idacio, Obispo, escritas poco antes de que España se perdiese” del año 1634.
“Retratos de Españoles ilustres” (1791).
“Historia del Condado de Castilla” Gonzalo Martínez Díez.


Quiero dedicar la presente entrada a Isabelo, de Peñalba de Manzanedo, y su esposa Juana, de Arenillas de Ebro, que celebran en esta fecha su aniversario de boda. Se casaron el 14 de Agosto de 1956. ¡Enhorabuena!

2 comentarios:

  1. ¡Enhorabuena! por tan interesante y bien documentada entrada. Desconocía esa parte de la historia, por lo que he aprendido mucho con tu publicación.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Manuel. Y, confidencia por confidencia, yo he disfrutado con tu entrada sobre el anuncio de coches Vinot que, cosas de la vida, estaría relacionada con mi entrada sobre turistas en 1930

      Eliminar

Por favor, tenga usted buena educación. Los comentarios irrespetuosos o insultantes serán eliminados.