Que no te asusten ni la letra ni el sendero de palabras pues, amigo, para la sed de saber, largo trago.
Retorna tanto como quieras que aquí me tendrás manando recuerdos.


sábado, 20 de abril de 2013

La Residencia: Nuestra Señora de los Ángeles.

Es el año 1960 (13/08/1960) cuando la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao coloca la primera piedra de la Residencia Infantil "Nuestra Señora de los Ángeles" de Villarcayo. Fue diseñada para unos 400 menores. El edificio de casi 13.000 metros cuadrados construidos fue diseñado por los arquitectos Celestino Martínez, Julián Larrea y Ramón Uribe. Son años del inicio del Baby Boom y del cambio del papel femenino.
La residencia Nuestra Señora de los Ángeles
Tras barajarse también Medina de Pomar será Villarcayo el emplazamiento definitivo. El alcalde de Villarcayo en esas fechas, José María Tapia, firmó en el salón de plenos municipal la escritura de venta de 179.473 metros cuadrados de terreno cedidos a un precio simbólico. Todos eran parabienes para el proyecto: 700 m de altura, clima mesetario, aire limpio, un río cerca y pueblo de mediano tamaño. Había que luchar contra los estragos de la contaminación y el clima húmedo de Vizcaya.

Las prisas por salir en la foto también existían en tiempos de la dictadura franquista y, acercándonos al esperpento de Valle-Inclán, el edificio se inauguró un par de veces, o tres.

A primeros de Octubre de 1962 llegan niños de la Colonia de Pedernales, acostumbrados a estar internos. El Día del Ahorro (31 de Octubre), las autoridades de la Caja realizan otra inauguración con la primera misa en la capilla. Finalmente, con toda la pompa posible y con la presencia de Carmen Polo de Franco, esposa del Generalísimo que deja por unas horas sus tranquilas vacaciones en San Sebastián. Era el 16 de Agosto de 1963 (día de San Roque, fiesta patronal de Villarcayo). Los niños lo disfrutaron estando varias horas formados e impecables esperando a la “collares”.

A Carmen Polo de Franco le acompañaron numerosos “palmeros” como el Conde de Casa de Loja y señora y la esposa del ministro de la Gobernación, señora de Alonso Vega. Además, la esperaban en el besamanos la Junta del Gobierno de la Caja de Ahorros Municipal, presidida por el alcalde de Bilbao, don Lorenzo Hurtado de Saracho: director de la misma; don José Zorrilla y de la Gándara. También estaba presente el director general de Beneficencia y Obras Sociales, don Antonio Oriol. Continúa la lista con el gobernador civil de Vizcaya, don Guillermo Candón Calatayud; don Plácido Careaga, presidente de la Diputación; vicario de la Diócesis de Bilbao, don José María Martínez; secretario del gobernador civil de Burgos; vicepresidente de la Diputación de Burgos; obispo vicario capitular de la Diócesis burgalesa, doctor Mansilla Reoyo; alcalde y párroco de Villarcayo, don José Antón Tapia, y don Daniel Caballero, respectivamente, que nunca habían pensado encontrarse en una de estas.



Las instalaciones, en medio de una finca rodeada de multitud de árboles de diferentes especies, estaban dimensionadas para dar servicio a más de cuatrocientos niños y niñas, separados por sexos.

Fueron varios miles las niñas y niños vizcaínos que pasaron por Villarcayo. Las tandas o turnos en los últimos años eran dos en verano, Julio y Agosto, y uno en el curso escolar. Sin embargo, antes de implantarse la EGB en 1970, la rotación era mayor, incluso en invierno. La Residencia funcionó de 1962 a 1981, con niños desde los 7 hasta los 13 años. Con lo cual pueden calcular ustedes la edad actual de esa alegre muchachada Vizcaína.

Estos chicos y chicas eran hijos de clientes de la entidad y pagaban cuotas muy económicas en función de los ingresos de sus familias. También se encontraban entre ellos hijos de familias con dificultades y en una ocasión huérfanos de la explosión de Río Tinto en Galdácano.
La Residencia dio trabajo a un centenar de personas, la mayoría villarcayesa. Hasta 1979, la dirección la llevaban las Hijas de la Caridad y los últimos años doña Mª Jesús Casas, trabajadora de la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao y que había dirigido la clínica "La Gota de Leche" (Hoy Hotel Indautxu). Con ella se fueron aplicando los cambios que se producían en la sociedad: Niños y niñas empezaron a encontrarse en las zonas comunes.

Como curiosidad, y muestra de los tiempos en que funcionó esta institución, vemos que las monitoras, una por cada 48 niños, vivían internas y debían ser solteras. Pero lo compensaba el sueldo según los niveles de Bilbao. Además, las relaciones entre el centro, sus niños y la población de Villarcayo fueron cordiales. Todos los de este pueblo recordamos la “suelta” dominical de los de Las Colonias.

¿He dicho cordiales? Sí, en general lo eran, salvo situaciones puntuales, profundamente equivocadas y arrogantes. Así, algunos de aquellos niños recuerdan hoy con alborozo ideológico, que en 1979 (años de plomo del terrorismo nacionalista vasco de ETA y creación del estatuto de autonomía del País Vasco) desfilaron tras una ikurriña por Villarcayo. Evidentemente causaron irritación entre los locales.

Durante los años 60, la Residencia de Villarcayo era la niña bonita de la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao, se organizaban excursiones para que los clientes de la Caja y personalidades diversas la conocieran. Muestra de ello fue la película promocional de 1964 (“Vivir un sueño”) que hoy es un registro vivo de Villarcayo y Bilbao en esa fecha.

El éxito de Villarcayo animó a la Caja a construir otra en Albelda (Junto a Logroño, inaugurada en 1971) y a Pedernales hasta duplicar su capacidad. El crecimiento de la población infantil hacía interesante estas inversiones.

La crisis económica de los 70, la caída de beneficios de la Caja de Ahorros, el cambio de la tendencia demográfica y, seguramente, los intereses de los nuevos gestores democráticos llevaron a clausurar algunas de sus obras sociales. Ciertamente las tres Residencias infantiles de Pedernales, Villarcayo y Albelda consumían 1/3 del presupuesto de la Obra Social de la Caja de Ahorros Municipal de Bilbao.

La Residencia de Villarcayo cerrará sus puertas definitivamente el 30 de Junio de 1981.

Pero los bancos, cajas, no dejan de hacer negocio y la Caja de Ahorros vende la Residencia al Ministerio de Justicia, quien la utiliza como Centro de Protección de Menores. Se le rebautiza como Residencia "Las Merindades". A finales de los 80 es transferida a la Junta de Castilla y León quien clausura el centro. Serán unos años en que lo ocuparon algunos niños internos, ensayos de los Amigos de la Música y estrenos del grupo Carro de Thespis.
La Residencia en nuestros días.
Finalmente en el 2003 empieza a dársele uso. No parecía factible que fuese uno solo y se crean tres áreas:
  • Residencia de la Tercera Edad en el ala que fue comedor, habitaciones de monitoras y monjas, lavadero, ropero, etc.
  • En el cuerpo central del edificio, el Centro de Salud y Especialidades Médicas.
  • El colegio público "Princesa de España".
El uso de los amplios jardines ha sido cedido por la Junta de Castilla y León al Ayuntamiento, al igual que la capilla y el salón de actos que, a la fecha, están pendientes de rehabilitación.

Blbliografía.

Boletín estadístico de Bilbao. Tercer trimestre de 1963
Hemeroteca de La Vanguardia.
Diario de Burgos y Deia.
villarcayo.net46.net de Iñaki Llamas.

4 comentarios:

  1. Buenas noches, me gustaría que me ayudarían en buscar la historia del pueblo de loma de montija, un pueblito de Burgos mas concreto en las merindades...tengo una pag en Facebook y me gustaría exponerlo.
    Gracias por todo
    mi email es : lomademontija@yahoo.es

    ResponderEliminar
  2. Lo mejor, si lo consigue, sería acceder al archivo histórico de Las Merindades. Despues rastrear bibliotecas, hemerotecas y obispado. En tercer lugar los relatos de los mayores.
    Para todo ello la internet puede ayudarle.
    ¡Ojo! imprescindible paciencia.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ya estamos¡ Un ejemplo: "PALMEROS" ¡joder, camarada¡ ¿porquè? Es que cada paso es un tropiezo mon cher ami. La esposa del Caudillo no necesitaba èso (no se puede decir lo mismo de miles de palmerillos actuales.
    ¡ A NOI ¡

    ResponderEliminar

Por favor, tenga usted buena educación. Los comentarios irrespetuosos o insultantes serán eliminados.