Que no te asusten ni la letra ni el sendero de palabras pues, amigo, para la sed de saber, largo trago.
Retorna tanto como quieras que aquí me tendrás manando recuerdos.


martes, 23 de diciembre de 2014

¿Corregidores?

Desde la baja Edad Media, y en especial desde Alfonso XI, los castellanos conocerán esta pieza del poder Real: el corregidor. Por ejemplo, en el año 1400 ya había corregidor en Burgos. Alfonso XI le cogió gusto al cargo y envió a las ciudades y villas que lo solicitaron unos Corregidores como delegados y representantes regios en el municipio, investidos con facultades inspectoras en el gobierno municipal y a partir de la segunda mitad del siglo XIV se enviaban con el carácter de magistratura, no ya ocasional sino permanente. Vamos, que intervenía en el gobierno local, presidían el Ayuntamiento de las Merindades con voz pero sin voto, y junto a los "Alcaldes de fuero" actuaban en la administración de Justicia.

Alfonso XI 

Los Corregidores eran hombres provenientes de zonas distintas a donde ejercerían sus funciones, destinados a "corregir lo que se mal faze" y a la puesta en marcha de un mecanismo centralizador y unificador, retribuidos por salario y con un cargo revocable por el rey (3-6 años frente al vitalicio de los merinos). La sustitución podía originarse por la muerte del Rey, por ascenso, por la petición del Concejo, por expulsión o por renuncia a causa de la edad, enfermedad, hostilidad manifiesta, desprestigio ...

En cuanto a la retribución diremos que no solo era el salario. Había una serie de "beneficios" que reportaban interesantes atractivos laborales como, por ejemplo, su participación como ejecutor de las multas establecidas en las Ordenanzas concejiles o cobrar el "yantar" (tributo generalmente en especie pagado por los habitantes de los pueblos y de los distritos rurales para el mantenimiento del soberano y del señor cuando transitaban por ellos). La ironía es que ese pago lo realizaba la población cuyos derechos limitaba, en nuestro caso Las Merindades.

Torre del Corregimiento

Un detalle que suele ser olvidado es que existían tres tipos de Corregidores en función del escalafón y la remuneración. El nuestro, el de Villarcayo, era de letras y dentro de ellos de "entrada" o de primera clase (el más bajo), con una remuneración por debajo de los 1.000 ducados: Tenía asignados 1.000 maravedís más las décimas.

Con relación a la justicia estos magistrados, inicialmente llamados "pesquisidores", y con jurisdicción extraordinaria frente a la normal de los merinos (Merinos-merindades ¿les suena?), chocaban con los poderes tradicionales. Además, no solo eran un tipo de investigador regio, sino que, fruto del confusionismo del momento, los oficios municipales poseían atribuciones políticas, administrativas, judiciales y militares.

El Corregidor muestra el cambio de mentalidad política del poder real. Como respuesta a la oposición municipal se aplicaron medidas del tipo: intento de disminuir la vigencia del derecho foral, envío de unos delegados del poder real encargados de supervisar e intervenir directamente en la vida del concejo y conversión de los órganos locales en otros más reducidos o controlables.

Corregimiento de las Siete Merindades en 1774 

Las Siete Merindades de Castilla Vieja como demarcación política-administrativa, conservarán siempre el viejo concepto de "Merindad", aún cuando desaparezca a su frente el Merino Mayor y sea sustituido por el Alcalde Mayor y Justicia Mayor de la merindad. Pero esta Alcaldía no hay que confundirla con la institución del mismo nombre que existió en varios Corregimientos y que se equipara al Teniente de Corregidor, hasta que sea éste quien lo sustituya, desapareciendo esta Alcaldía. La de Castilla Vieja aparece en época anterior al siglo XVI con Corregidores, sobre todo en el comienzo de su segunda etapa, pero en buena parte del siglo XV se le llama Alcalde y Justicia.

Con este baile de fechas no debemos olvidarnos de un dato que puede sorprender a algunos: El Corregidor de las Siete Merindades ejerció también, durante parte de los siglos XVI y XVII, en Valdegovía y, en ocasiones, en Trasmiera. Pero, aun así, los Corregidores de las Siete Merindades de Castilla Vieja no vieron ampliada su competencia especial en ningún momento, fenómeno que sí ocurrió en distritos circundantes, al sumarse a un mismo titular otra demarcación cercana, a pesar de su prohibición en las Cortes de Zamora de 1432. Lo que nos muestra que lo acordado en Cortes iba por un lado y los hechos por otro. Eso sí, el ejercicio del cargo no podía extenderse a aquellas villas o ciudades que por privilegio real hubieran sido declaradas exentas de la jurisdicción del Corregidor. Entiéndase Medina de Pomar.

La creación del Corregimiento de las Siete Merindades de Castilla Vieja es del 1560 cuando se le quita a la Casa de Velasco. Cierto es que hasta el año 1612 no encontramos referencias en la documentación del Corregidor, que se había hecho extensiva a todo el territorio del reino, y lo que se generaliza es el oficio de Alcalde Mayor, Justicia Mayor o Juez de Residencia tal como aparecerá el Doctor Mendizábal por Real Provisión del 30 de junio de 1560.

El oficio de Alcalde Mayor y Justicia Mayor mantendrá el nombre hasta principios del siglo XVII y según diversos autores no existen dudas sobre la asimilación de este cargo al Corregidor. Y en 1711, en las memorias de los Corregimientos, el Corregimiento de las "Siete Merindades" aparece con la categoría de Corregimiento de Letras, frente al de Burgos, Logroño y Cuatro Villas de la Costa en los territorios circundantes, que aparecen como Corregimientos de Capa y Espada.

Ayto. de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja

La figura del Corregidor se mantuvo a lo largo del siglo XVIII presidiendo las Juntas Generales, y también las Juntas Particulares. Habrá corregimientos hasta la instauración del actual sistema.

El Rey nombraba al Corregidor. Pero... en nuestro caso, lo hacía la Cámara de Castilla, que era una de las Salas del Real Consejo. Era requisito necesario que el propuesto fuera letrado, ser originario del reino donde estaba enclavada la ciudad o villa y ser hombre bueno y de pertenecidos. De un total de 80 Corregidores y Alcaldes Mayores que tenemos documentados, 11 eran Doctores, 65 Licenciados y en 4 no consta su titulación.

Los Corregidores de las Siete Merindades aparecerán, preferentemente, elegidos de entre familias nobles o hidalgas, generalmente de fuera del Corregimiento o Distrito en que habría de ejercer su cargo.

El Corregidor de las Merindades residió en Villarcayo hasta el año 1835 en que fueron disueltos los Corregimientos, viviendo desde comienzos del siglo XVII en la Casa Consistorial, costeada por las Siete Merindades y, mientras se construía ésta, en un piso de la Plaza de Santa Marina. Se impartía justicia justo donde se imparte hoy. La Torre del corregimiento era el símbolo de la autoridad y en su planta baja se situaba la cárcel.

Planos nueva torre del Corregimiento (1850)
Vídeo Ayuntamiento Villarcayo
Bibliografía:

"Villarcayo, capital de la comarca Merindades" de Manuel López Rojo
"Felipe II y Las Merindades" de Rafael Sánchez Domingo, Clara Uriarte Melo y José Angel Churruca García.
"El corregimiento de las siete merindades de Castilla-Vieja" de Rafael Sánchez Domingo.

Puede interesarle:



Anejos:

Corregidores y Alcaldes y Justicias Mayores de las 7 Merindades de Castilla-Vieja:

1423-Gonzalo Fernández de Carranza
1426-Sancho Sánchez de Carranza
1459-Fernán González de Salinas
1510-Andrés Gómez de Lomana
1515-Ldo. Herrera Mújica de Ribamartín
1526-Licenciado Palenzuela
1531-Licenciado Francisco Hernando
1545-Doctor Tinado
1551-Licenciado Bernardo Díez
1556-Doctor Cacharro
1562-Doctor Mendizábal
1565-Doctor Gago de Castro
1566-Doctor Espinosa
1567-Licenciado Pedro de Rueda
1569-Licenciado Francisco Pizano
1574-Doctor Romero
1578-Doctor Espinosa
1580-Doctor Ruiz de Velasco
1586-Licenciado Juan de Escobar
1589-Ldo. Feo. Rodríguez de Morales
1591-Doctor Acebedo
1597-Licenciado Pedro de Monsalve
1599-Doctor Hernán Ruiz de la Cambra
1603-Licenciado Alonso Dávalos Cofre
1608-Ldo. Pedro de Hoces Sarmiento
1613-Licenciado Puente Agüero
1616- Licenciado Francisco Ortiz
1619- Licenciado Juan de Villafranca Ortiz
1620-Doctor Juan de Arredondo Agüero
1629- Licenciado Alonso de Ribera
1632-Licenciado Alonso Pallarés
1636-Licenciado Diego del Castillo
1638- Licenciado Gaspar de Teza Anuncibay
1641-Doctor Francisco Cubillo
1646-Licenciado Pedro Sevil de Oceja
1647-Licenciado Juan Cornejo
1651-Ldo. Diego Ramírez de Navarra
1654-Ldo. Martín Martínez del Arenal
1659-Ldo. Alonso Bueno de León y Rojas
1662-Ldo. Juan Vuelta de Velase o
1664-Ldo. Feo. de Valdivielso Olavarria
1665-Licenciado Martín de Arenal
1667-Ldo. Francisco de Llano y Velasco
1669-Ldo. Juan de Arroyo Vélez de Valdivielso
1672-Licenciado Sebastián de Almazán
1675-Licenciado Luis Ichazo y Gaona
1676-Licenciado Alonso Tinoco de Castilla
1781-Ldo. Juan Antonio de Villas Venero
1684-Ldo. Manuel Martínez de Montealegre
1687-Licenciado Juan Güemes de Mora
1688-Licenciado José de Valdivielso
1690-Licenciado Juan de Sobremonte
1692-Licenciado José de Miera
1697-Licenciado Juan de Bustamante Tagle
1704-Licenciado Lucas de Solórzano
1708-Ldo. Bartolomé Martínez de la Fuente
171 O-Licenciado Manuel Jaime
1719-Licenciado Vasco de Parada y Castillo
1724-Licenciado Francisco de Bea Ortega
1726-Ldo. Lorenzo Méndez de Herrera
1737-Licenciado Juan de Velase o
1740-Licenciado Manuel José del Moral
1742-Licenciado Juan de la Cueva
1747-Ldo. José Antonio de Vega Caballero
1750-Licenciado Tomás Agustín de Párraga
1751-Ldo. Bernardo Ramírez de Arellano
1755-Licenciado José Antonio de Yarza
1756-Licenciado Juan Manuel de la Parra
1761- Licenciado Fulgencio Molina
1762-Ldo. Pedro Antonio de Corona y Campa
1767-Licenciado Felipe Antonio de Vadillo
1773-Licenciado José García Lera
1781-Licenciado Antonio González Yebras
1782-Licenciado Santiago de Sus o
1791-Ldo. Román Gundín de Figueroa y Sotomayor
1810-Licenciado Francisco Cid
1835-Licenciado Cobos


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, tenga usted buena educación. Los comentarios irrespetuosos o insultantes serán eliminados.