Que no te asusten ni la letra ni el sendero de palabras pues, amigo, para la sed de saber, largo trago.
Retorna tanto como quieras que aquí me tendrás manando recuerdos.


lunes, 7 de noviembre de 2016

Juan Antonio Aldama Irabien: militar mal conocido en tiempos convulsos.

  
Este militar de florida trayectoria nació en Villarcayo (Las Merindades-Burgos) el 20 de julio de 1786 y… ¡Sorpresa! …para la enciclopedia vasca Auñamendi es Alavés (para que luego digan de la tendenciosidad de la Wikipedia). Era hijo de Juan Antonio Ramón Aldama Bustamante –natural de Quejana (Álava), graduado por la universidad de Osuna y alcalde de Calahorra en 1779- y de Genara Irabien Urquijo. Aldama Bustamante era militar y estaba destinado en Villarcayo. El matrimonio tuvo cinco hijos: José María, Mariano, Bernabé, Basilia y nuestro Juan Antonio.

la "auñamendi"

Mención aparte merece la nota que bajo el epígrafe de “efemérides” publicaba el Diario de Tenerife donde le hacía nacer en 1787. Una errata clásica causada por el baile de cifras. Y, dado que nos metemos en equivocaciones –dejemos aparte las medias verdades apuntadas- mentar que Julián García Sainz de Baranda lo bautiza Francisco Antonio Aldama en su obra “Villarcayo y la Merindad de Castilla la Vieja”. Ambos errores los une Manuel López Rojo en su necesaria obra sobre Villarcayo añadiendo, además, otro sobre la fecha de fallecimiento que sitúa en 1844. Aunque pudiera ser que el nombre fuese Francisco Juan Antonio. O no.

Diario de Tenerife con la fecha de
nacimiento equivocada

Volviendo al tema, a los 17 años ingresó en el ejército sentando plaza como subteniente en un regimiento de caballería. Luchó contra los franceses en la Guerra de la Independencia, saliendo de ella como capitán. Incluso tuvo tiempo de tener, en 1813, un hijo natural con Magdalena Montero, vecina de Osuna. En 1815 marchó desde Cádiz hacia los virreinatos americanos en la expedición del general Pablo Morillo. Eran 10.000 hombres con el objetivo de acallar la rebelión del virreinato de Santa Fe. Actuaron entre abril de 1815 y mayo de 1816. Es en este destino cuando alcanza el grado de brigadier, el 1 de noviembre de 1817.

Juan Antonio Aldama Irabien

Volvió a la península a fines de 1819. En el Trienio Liberal toma partido contra el Antiguo régimen y por la constitución de Cádiz. El 22 de octubre de 1822 es nombrado gobernador de Tortosa y comandante militar interino de Tarragona. Espoz y Mina lo puso al frente de la segunda división. Es en ese 1822 cuando, fruto de su matrimonio con Josefa Urbinia y Murgutio tiene a su hijo Juan. Su hija María Joaquina nacerá en 1827.

Juan Antonio Aldama y Urbina seguirá la carrera militar figurando en 1858 como Coronel del regimiento de Húsares de la Princesa.

Firma de J. A. Aldama

Con la restauración absolutista de Fernando VII J. A. Aldama Irabien es desterrado a Mallorca y a Vitoria, siendo privado de sus grados y condecoraciones. Se le devolverán cuando finalice el expediente de purificación de 1830 (había sido impurificado en 1827, por haber sido masón).

Baldomero Espartero

Gracias al golpe palaciego del uno de octubre de 1832 de la reina María Cristina que forma el gobierno liberal de Cea Bermudez, Aldama recupera rango y honores fruto de la amnistía promulgada. Justo a tiempo para la primera carlistada y sus beneficios militares.


Comandante general de Cuenca, en 1833; mariscal de campo el 26 de enero de 1835; capitán general de Gerona el 6 de diciembre de 1835; senador en 1837 por la provincia de Sevilla; capitán general de Andalucía y comandante de la Guardia Real de Caballería el 14 de febrero de 1838; ministro interino de la Guerra en 1838 durante la ausencia del titular Manuel Latre; y también ministro interino de Marina, Comercio y Ultramar -durante unos días- bajo la presidencia del Duque de Frías. 


Continuamos: Gran Cruz de San Hermenegildo, en mayo de 1838; Teniente general el 17 de septiembre de 1838; Capitán general de Baleares hasta el 22 de noviembre de 1839 cuando es nombrado para Granada y Jaén; y Capitán General del distrito de Castilla la Nueva (no solo Madrid) en 1840. Ese mismo año será senador por la provincia de Baleares.




Una nueva revuelta palaciega contra la reina regente y su marido –con el pretexto de la ley de ayuntamientos de 1840 que permitía al gobierno nombrar los alcaldes- colocó a Espartero, contrario a esa norma, en la regencia. Era el uno de septiembre de 1840. El capitán general Juan Antonio Aldama dirigió la oposición armada, que fue fácilmente repelida porque, acantonado momentáneamente en el Retiro, gran parte de los efectivos a su mando se pasaron a la insurrección, de la misma manera que lo hicieron los del cuerpo policial de los salvaguardias. Fue sustituido por José Ramón Rodil Pampillo (marqués de Rodil) que había sido prócer durante la Monarquía del Estatuto, ministro de la Guerra en 1836 y último virrey de Navarra. Al cesado capitán general al mando de Madrid se le ofreció la salida del exilio por razones de salud. Juan Antonio se refugiará en Marsella.


Cuando los oponentes de Espartero empujaron a la mayoría de edad a la niña Isabel II, 1843, este Villarcayés regresó a España. Será, entonces, ministro suplente del Tribunal superior de Guerra y Marina, del que fue titular en 1858 y vicepresidente en 1863. Senador vitalicio, en 1858.


La Vicalvarada acabó con la década moderada y colocó en el poder a los progresistas que inauguraron el llamado “Bienio progresista”. Con la nueva entrada de Baldomero Espartero en Madrid (1856) se produce un nuevo viaje a Francia de nuestro connatural. Vuelve en 1858 accediendo al cargo que años antes había ejercido interinamente: ministro del Tribunal superior de Guerra y Marina. Posteriormente será vicepresidente del mismo en 1863.



Ingresó en la Orden de Carlos III en octubre de 1863 (poseía también la Gran Cruz laureada o de quinta clase de individual de caballería de la orden de San Fernando desde 1835 y la de San Hermenegildo desde 1838). Su residencia en Madrid en esos últimos años estaba en la calle Corredera de San Pablo, 12 Segunda. Por si se acercan…


Y falleció el 12 de diciembre de 1863, aunque en algunos lugares consta el día 11. O al revés.

Por cierto, nunca fue conde de Belascoain como se comenta en alguna página de la internet.

Bibliografía:

“Burgos, Capitanes insignes II” Fray Valentín de la Cruz.
GENEALOGÍA AYALESA. Apellidos y Linajes de la Tierra de Ayala.
www.mcnbiografías.com  Artículo firmado por Alberto Gil Novales.
Periódico “Diario de Tenerife”.
“Gobernar Madrid bajo el régimen constitucional de 1837. Regencia de María Cristina”. Javier Pérez Núñez.
“Almanaque enciclopédico español”.
Periódico “El clamor Público”
Estado militar de España.
“Villarcayo y la Merindad de Castilla la Vieja”. Julián Sainz de Baranda.
Periódico “La Época”.
Periódico “La Esperanza”
Periódico “La Iberia”.
Revista “Memorial de Caballería”.
Mercurio histórico político.
Periódico “La Correspondencia de España”.

Anexos:

Ingresos de Aldama Irabien




Parte de guerra durante su estancia en América



2 comentarios:

Por favor, tenga usted buena educación. Los comentarios irrespetuosos o insultantes serán eliminados.